Pasan

Prólogo

Estimado Jacques:

Estoy frente a la ventana.

Mientras mi mirada vaga distraída viendo sin ver, mi mente se entretiene en extraños devaneos. Pienso en que lugar se encuentra el Mar de la Imaginación, ese mar lleno de increíbles peces abisales, que luego de pescados se convierten en historias literarias, que llenan los platos de papel de comensales del restaurante Gutemberg. Me parece, pero no estoy del todo seguro, que cada pescador- escritor pesca, o escribe, para ganarle al aburrimiento cotidiano su partida de ajedrez. Al final, todo es jaque mate. Nunca tablas.

Pero ahí está. Ya pasa. Ya pasó.

Es el hombre de perfil.

Pasa frente a mi ventana todos los días a la misma hora. Y vuelve a pasar, veinte minutos más tarde, en sentido contrario.

Conozco bien sus dos perfiles, pero no su cara de frente. Y es que la gente de perfil no tiene cara de frente, Jacques, apenas una línea tan alta como su estatura y tan fina como el canto de una hoja de papel.

Esto es terrible en sí mismo.

La gente de perfil tiene un sino en la vida, al menos así lo creo, preocupante y que me llena de desasosiego.

Es que están siempre pasando.

Como los ríos, amigo mío. Los ríos son de perfil. Un río de frente tiene vocación de lago o, si es grande, complejo de mar. Los ríos siempre pasan, pero si lo piensa bien, verá que pasando se quedan.

Cosas de Heráclito.

Hubo y, supongo que hay, hombres de perfil temerarios. Alejandro Magno, por ejemplo. Siempre de perfil en las monedas pasó y llegó hasta el río Indo. Por extraña o, acaso no extraña coincidencia, un río lo detuvo, quizás encontró en él la respuesta a su pregunta de imperio.

Siento miedo, Jacques, de estos seres perfilados.

Imagine usted, una invasión de estas raras criaturas. Fantasee y piense que nos invaden y que lo hacen de frente, entonces, serían prácticamente invisibles y, por lo tanto, imparables. Sin duda, sucumbiríamos a su avance. No tendríamos ninguna posibilidad de resistirnos a su dominio.

Han pasado los veinte minutos y ya pasa desde el otro lado y veo su otro perfil.

Pasa y pasó. Como el río.

Hay un algo de eternidad en ellos.

Anuncios

2 pensamientos en “Pasan

  1. Me parece una narración deliciosa por original, ingeniosa, bien escrita y, además, sugerente. A partir de hoy empezaré a distinguir entre gente perfilada y gente de frente. Da mucho que matinar esta preciosa narración. Enhorabuena, Alberto.

    • Estimado Jacques ha sido un trabajo con el cual he dsifrutado mucho al escribirlo. Me pareció realmente importante y surrealista escribir para un solo lector. Lector que existe y al que le agradezco su paciencia, su apoyo y su amistad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s